Salud espiritual: ¿descubre qué es y en qué consiste?

spot_img

Cuidar de la salud espiritual es importante para mantener un buen equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Pero, ¿sabes qué es y en qué consiste?. Te lo explicamos.

La salud espiritual es igual de importante que la salud física y la emocional, a pesar de esto, muchas personas suelen ignorarlo. Muy pocos saben qué es o en qué consiste, no obstante, cuidar de esta es esencial, sobre todo, cuando se trata de alcanzar el bienestar físico, mental y social. Descubre todo lo que necesitas saber acerca de la salud del espíritu.

Para empezar, es necesaria para mantener el equilibrio con la parte física y emocional. Su importancia se centra en la búsqueda del significado, propósito y sentido de la vida, por lo que es fundamental saber un poco más sobre su cuidado.

¿Qué es la salud espiritual?

salud espiritual

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la salud espiritual se define como “El estado de completo bienestar físico, mental y social”. También añade: “No se trata solamente de la ausencia de afecciones o enfermedades”. Lo que significa que, el sufrimiento de un individuo no se centra únicamente en las molestias del cuerpo físico. Todo lo contrario, el sufrimiento abarca a todo el ser, es decir, el cuerpo, la mente y también el espíritu. Cada una de estas partes afectará a la otra, ya sea de forma positiva o negativa, según el cuidado que la persona tenga.

Ahora bien, existen ocasiones en que las enfermedades e incluso, problemas de la vida, aparecen acompañados por malestares “adicionales”. Como, por ejemplo, sospechas de que algo está mal, diagnóstico, síntomas que se agravan, aplicación del tratamiento, temor, vergüenza. Así como también, deseo de aislarse, dependencia, agotamiento y falsas esperanzas en la recuperación.

Esto quiere decir que, es esencial considerar al individuo afectado desde cada una las áreas de la salud, incluyendo la salud espiritual. Ya que la afección no perjudica únicamente al cuerpo físico, también afecta la parte emocional y espiritual.

Por otro lado, la salud espiritual puede verse como la búsqueda del significado, propósito y sentido de la vida. Sin importar la religión, cultura o creencias, todas las personas tienen necesidades espirituales cuyo objetivo es encontrar las respuestas a ciertas preguntas. Dichas interrogantes suelen tener relación con saber el propósito de la vida, de donde provienes, cuál es tu destino y que ocurrirá cuando el cuerpo físico muera.

Si las respuestas a estas preguntas son las correctas, esto ayudará a mejorarla, a través de la plenitud, paz, consuelo y esperanza que se experimenta. Lo que es necesario para enfrentarse a cualquier situación complicada que se presente incluso, beneficia el sistema inmunológico. Lograr el bienestar espiritual también permite recuperar la salud integral, en caso de que esto sea necesario.

¿Por qué es importante la salud espiritual?

salud espiritual

Aunque algunas personas no lo consideren, cuidar de la salud espiritual permite obtener una importante fuente de fortaleza. Esto es fundamental para mejorar la salud física y emocional, demás, acorta el tiempo de recuperación de las enfermedades, mejorando así, la calidad de vida.

Pero eso no es todo, a continuación te mostramos 4 beneficios que ayudan a comprender la importancia que tiene la salud espiritual para las personas:

AYUDA A LEVANTAR EL ÁNIMO MEJORANDO LA AUTOESTIMA

Normalmente, cuando ocurren problemas de salud, la autoestima se ve afectada, ya que sentirse enfermo o en una situación complicada, no es fácil. Por lo que hay ocasiones en las que, algunas personas, además del malestar físico, terminan despreciándose a sí mismas.

En este sentido, la salud espiritual ayuda a que las personas se encuentra a sí mismas y descubran cuál es su propósito en la vida. Una vez encontrado, mejorará significativamente, el bienestar físico, mental y social.

FORTALECE EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

La salud espiritual permite un correcto equilibrio entre la parte física y la emocional, es decir, si la primera falla, las otras también lo harán. Las enfermedades suelen afectar mucho la salud física y dependiendo de lo grave que sea la afección, terminará perjudicando la parte emocional y por ende, la espiritual.

Cuando no se cuida de la salud espiritual, esto podría generar serios problemas en el sistema inmunológico. No obstante, si se mantiene el correcto equilibrio en el área física, emocional y espiritual, será beneficioso para fortalecer un sistema tan importante como el inmune.

REDUCE SIGNIFICATIVAMENTE EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

Tener una buena salud espiritual implica sentirse más relajado, incluso ante las situaciones más complicadas. Adoptar un estado de relajación permite reducir considerablemente el estrés y la ansiedad. Lo que es muy positivo, debido a que dichos problemas pueden llegar a afectar el bienestar físico, mental y social, así como también, el espiritual.

Por otro lado, al relajar el cuerpo y la mente evita el consumo de medicamentos fuertes. Hay que tener en cuenta que, si el estrés y la ansiedad son difíciles de controlar, los médicos suelen recomendar la ingesta de antidepresivos y ansiolíticos.

Si bien es cierto que, este tipo de fármacos pueden ser de mucha ayuda, a largo plazo se vuelven perjudiciales para la salud en general. Además, algunos métodos utilizados para mantener una buena salud espiritual, como la meditación, son esenciales para prevenir recaídas depresivas.

PERMITE MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

Las personas que encuentran el verdadero sentido de su vida, son capaces de sustituir los malos hábitos por otros más beneficiosos. Lo que representa algo muy positivo, especialmente, cuando se trata de mejorar la calidad de vida.

Del mismo modo, cuando la mente está relajada y el cuerpo tiene paz interior, es el momento ideal para tomar buenas decisiones. Así es, la salud está totalmente equilibrada, la mente empieza a trabajar con mayor claridad, lo que se traduce en mejores ideas. Por lo tanto, será posible suprimir cualquier situación o pensamiento que pueda representar un daño para la salud.

Lo mismo ocurre con la comunicación, ya que tener una buena salud espiritual facilita las relaciones con otros individuos. Hay que recordar que, sentirse bien consigo mismo mejorará significativamente la manera de ver y percibir lo que está alrededor, incluyendo a las personas.

¿Qué hacer para mantener una buena salud espiritual?

salud espiritual

Saber qué es y en qué consiste la salud espiritual es muy importante, aunque de nada servirá si no conoces los métodos para cuidarla. Esta parte es esencial, ya que, al tratarse de la salud del espíritu, no existen medicamentos que permitan mejorarla.

En otras palabras, todo depende de la voluntad de cada persona que, realmente, desee sanar su espíritu para conseguir que su salud general mejore. Teniendo esto en cuenta, a continuación, te mostramos algunos de los principales métodos para conseguir una buena salud espiritual.

Mindfulness:

En los últimos años, el método mindfulness se ha vuelto una gran alternativa para sanar el espíritu. Se trata de una técnica de meditación que permite descubrir a fondo todo lo que ocurre en tu interior. De este modo, podrás sanar y cuidar de tu salud espiritual, sin olvidar que el mindfulness es de gran ayuda para encontrarse consigo mismo.

Religión:

Aunque no es algo obligatorio, otra de las formas de mejorar la salud del espíritu, es a través de la religión. Acercarse a Dios siempre es necesario, no solo para afrontar las situaciones más difíciles, sino también, para encontrar la paz interna y espiritual que no todos consiguen.

En este caso, se recomienda acudir a una iglesia, capilla o charlas sobre la importancia de Dios en la vida de las personas. Sin dudas, esta es la forma más eficiente de sanar espiritualmente y al mismo tiempo, contribuir con el bienestar físico, mental y social.

Retiro espiritual:

Esta opción es ideal para aquellas personas que sienten un gran temor a la soledad o tiene problemas para relacionarse con otros. Asistir a un retiro espiritual no solo es de gran ayuda para cuidar y mejorar la salud espiritual, también es aconsejable si necesitas un método para profundizar contigo mismo.

Si sientes miedo de hablar con otras personas, el retiro espiritual ayuda a controlar este tipo de temores. Ya que en este tipo de retiros, acuden personas que buscan su propia paz interior y muchos están dispuestos a ayudar a quien esté sufriendo o pasando por momentos difíciles.

Gratitud:

Por último y no menos importante, hay que decir que estar agradecidos con todas las cosas que ya posees, es un paso importante para la sanación del espíritu. Así es, hoy en día, muy pocas personas son agradecidas por las cosas buenas que les suceden. Otras solo buscan ayuda de otros cuando la necesitan, pero después que obtienen lo que quieren, solo se van y no dan las gracias a quienes los ayudaron.

Esto sin duda está mal, ya que el espíritu solo sanará de forma temporal, sin embargo, a largo plazo, las cosas podrían empeorar.

Fuente: Bioguita

Últimas

spot_img
spot_img

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí