A las muertes de niños, niñas y madres en el norte salteño, se ha sumado en la agenda mediática, un avión privado que despegó del aeropuerto Martín Miguel de Güemes en la ciudad norteña y que decoló en Cozumel, México, con una tonelada de cocaína.

Lo sucedido movilizó al Ministerio de Seguridad de la Nación y a las autoridades federales con asiento en Salta.

Se sabe hasta el momento que el vuelo contó con la participación de dos pilotos bolivianos, detenidos como responsables de la carga.

Por su parte, José Glinski, responsable de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en la capital salteña, en declaraciones a la prensa local comentó que el avión -privado- permaneció por espacio de 9 horas en el aeropuerto provincial, con actividades que fueron permanentemente controladas y registradas, tras lo cual desestimó que el cargamento por una tonelada de cocaína, hubiera podido tener como origen la ciudad de Salta.


Glinski a los medios norteños dijo que la Policía Aeroportuaria, hizo todo por cuanto correspondía, incluyendo el control con los canes entrenados, sumándole a esto, los registros filmados de los procedimientos y de las actividades de la tripulación del vuelo privado, sin que en el momento, registraran movimientos sospechosos.

Asimismo, la Subsecretaría de Investigación Criminal y Cooperación Judicial Aérea, dependiente de la cartera dirigida por la Ministra Frederic, reportó que la información de los radares no da cuenta que el vuelo criminal, hubiere estado en otro aeropuerto argentino.

Conforme ello, trascendió que el plan de vuelo fijado en la ruta aeronavegada por la nave, bajo el mando de ambos pilotos bolivianos, detalla el trayecto desde la ciudad mejicana de San Miguel en el distrito de Cozumel, hacia Salta en Argentina y desde allí nuevamente a la ciudad de origen en México.

Por este motivo es que las autoridades argentinas sospechan que el avión habría aterrizado en otro país, en tal caso, territorio boliviano para cargar la tonelada de cocaína.

Conforme lo relevado por la PSA, los pilotos faltaron a la verdad por lo cual el plan de vuelos no es el declarado y que si bien habían manifestado estar a la espera en Salta de embarcar a dos personas, tales pasajeros nunca existieron.
Al diario digital salteño DNI, Novick, funcionaria del Ministerio de Seguridad, declaró que “es más sospechoso que un avión privado salga de otros países latinoamericanos que sí son productores de sustancias a que lo haga de Argentina. Logísticamente, Salta queda cerca”

InfoBaires24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí