febrero8 , 2023

La película “Las siamesas” competirá por un premio Goya

Relacionadas

CONVOCATORIA AL 3° PLENARIO SALTA PARA VIVIR BIEN, ESTE 7 DE FEBRERO

La repercusión y adhesión a la convocatoria del plenario...

Alerta sanitaria: dengue y chikungunya en las fronteras de Salta

El Dr. Francisco García Campos, director general de Coordinación...

Aumentos: en Salta la carne lidera con un casi 45 %

Productores ganaderos ya habían anticipado un fuerte incremento en las...

Se lanza una línea de créditos para pequeñas empresas

Según se estableció en el Boletín Oficial de Provincia,...
spot_img
spot_img
spot_img

Compartir

Este sábado por la tarde se realizará la gala de la 36º edición de los Premios Goya en el Palau de les Arts de Valencia. La ceremonia de entrega de los “Oscar españoles” estará dirigida por Dani de la Torre y contará con las presentaciones de Joaquín Sabina, Leiva y Luz Casal. Y el cine argentino estará representado por Las siamesas, último largometraje de Paula Hernández, que aborda la historia de Clota y Stella, madre e hija que viven solas, encorsetadas en una rutina endogámica, y que cuando inician un viaje para conocer unos departamentos que Stella heredó, Stella siente que es su última posibilidad de independizarse.

Pero no la tendrá fácil Las siamesas. Una de sus principales competidoras es La cordillera de los sueños, del prestigioso realizador chileno Patricio Guzmán, que parte como favorita. El director de La batalla de Chile vuelve a mirar su tierra. “En mi país la cordillera está en todos lados pero para los chilenos es tierra desconocida. Luego de haber ido al norte por Nostalgia de la luz y al sur por El botón de nácar, he querido filmar de cerca esta inmensa columna vertebral para develar los misterios, reveladores potentes de la historia pasada y reciente de Chile”, dijo Guzmán.

Otras de las competidoras en Mejor Película Iberoamericana es la peruana Canción sin nombre, de Melina León, ambientada en 1988, cuando Perú entra en estado de emergencia. En medio de esa debacle, el bebé de una mujer indígena desaparece al nacer y un periodista arriesga su vida para investigar la desgarradora razón. El cuarteto de las candidatas se completa con la mexicana Los lobos, de Samuel Kishi. El film enfoca en Max y Leo, dos niños de 8 y 5 años, que son llevados de México a Albuquerque (EE UU) por Lucía, su madre, en busca de una mejor vida. Mientras esperan que su mamá regrese del trabajo, los niños exploran a través de la ventana de su departamento el inseguro barrio habitado por latinos y asiáticos; escuchan los cuentos, reglas y lecciones de inglés que ella les deja en una vieja grabadora de casete, construyen un universo imaginario con sus dibujos y anhelan que su mamá cumpla la promesa de llevarlos a Disneylandia.

El cine argentino juega prácticamente de local en la categoría Película Iberoamericana de los Goya: lo obtuvo en dieciocho ocasiones de 35 ediciones. El último fue en 2020 para La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein. En 2017 lo obtuvo El ciudadano ilustre, de Mariano Cohn y Gastón Duprat. Ese fue el tercero consecutivo para la Argentina ya que Relatos salvajes, de Damián Szifron, en 2015, y El clan, de Pablo Trapero, en 2016, también se alzaron con la estatuilla. Además, lo ganaron La película del rey e Historias mínimas (Carlos Sorín), Un lugar en el mundo (Adolfo Aristarain), Gatica, el mono (Leonardo Favio), Sol de otoñoEl faro y La fuga (Eduardo Mignogna), Cenizas del paraíso y Plata quemada (Marcelo Piñeyro), Iluminados por el fuego (Tristán Bauer), Las manos (Alejandro Doria), XXY (Lucía Puenzo), El secreto de sus ojos (Juan José Campanella) y Un cuento chino (Sebastián Borensztein). Hubo tres Goya más: el que obtuvo Soledad Villamil como Actriz Revelación por El secreto de sus ojos, el de Metegol, de Juan José Campanella, en el rubro Película de Animación, y el de Ricardo Darín como Mejor Actor Protagónico por la española Truman.

En cuanto a las películas españolas de esta edición, El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, y Maixabel, de Icíar Bollaín, son las más nominadas: 20 y 14 nominaciones respectivamente. El buen patrón tiene el récord de ser la película más nominada de la historia de los Premios Goya. Esta sátira sobre el mundo laboral está nominada en las principales categorías: mejor película, dirección, guion original, dirección de fotografía, sonido, montaje, efectos especiales, dirección artística, vestuario, maquillaje y peluquería, dirección de producción y música original.

Entre las películas más nominadas también figura Madres paralelas, el nuevo trabajo de Pedro Almodóvar, que acumula ocho nominaciones, donde la protagonista Penélope Cruz viene con viento a favor tras su candidatura en los Oscar 2022 por su labor en esta película que narra la historia de dos mujeres, Janis y Ana, que coinciden en la habitación de un hospital donde van a dar a luz. Sigue con siete nominaciones Mediterráneo, de Marcel Barrena, que cuenta la historia del nacimiento de Open Arms y su labor para salvar vidas en el mar. Con seis nominaciones figuran Libertad, de Clara Roquet, que parte como favorita de las categorías noveles, y Las leyes de la frontera, de Daniel Monzón.

En 2022 se entregará por primera vez el Premio Goya Internacional y la escogida en esta ocasión es la actriz australiana Cate Blanchett. La Academia de Cine de España señaló que Blanchett “es una figura extraordinaria del cine mundial”. El Goya Internacional surge como reconocimiento a las personalidades que contribuyen al cine como arte que une culturas. A lo largo de su vasta trayectoria, Blanchett obtuvo varias nominaciones a los Oscar y se alzó con la estatuilla dorada por El aviador –en la categoría de actriz secundaria–, y por Blue Jasmin, como protagonista del film de Woody Allen.

El gran José Sacristán recibirá el Goya de Honor. Sacristán (Chinchón, 1936), protagonista de títulos como Don erre que erreLa tonta del boteSoltera y madre en la vidaVente a AlemaniaEl abuelo tiene un plan… Solos en la madrugada será galardonado con esta distinción, tal como ha anunciado la Academia de Cine de España. “Por ser un modelo de entrega, pasión, ética y profesionalidad para todos los cineastas jóvenes. Por ser el rostro y la voz del cine español de las últimas seis décadas. Por saber representarnos de forma única en tantos títulos inolvidables que forman parte de nuestra memoria íntima. Y por haber sabido adelantar desde el reflejo que nos ha devuelto en la pantalla algunos de los grandes cambios que hemos vivido en nuestro cine y en nuestra sociedad”, argumentó la institución sobre su elección. “Cuando vuelvo la vista atrás me reconozco en el camino recorrido, alguno puede opinar que si una película era una cosa u otra, pero todas forman parte de mi vida y estuvieron ahí para ayudarme a vivir y a alimentar la ilusión de ser actor”, declaró el gran artista español a la Agencia EFE. 

spot_img