Inicio La Rosca

Diputados le dio media sanción al proyecto para postergar las elecciones

El proyecto, impulsado por el Ejecutivo, busca que los comicios se reprogramen para el 15 y 16 de mayo, lo que cambiaría el actual calendario electoral del país

0
Parlamento Chileno
Parlamento Chileno

La Cámara de Diputados de Chile dio media sanción al proyecto de ley que aplaza al 15 y 16 de mayo próximos las elecciones de convencionales constituyentes, gobernadores, alcaldes (intendentes) y concejales, que iban a realizarse el 10 y 11 de abril, debido al alza de contagios de coronavirus.

El proyecto, impulsado por el Ejecutivo, fue aprobado en general con 126 votos a favor, tres votos en contra y 11 abstenciones y ahora pasa a legislarse en el Senado.

La discusión se da en medio del fuerte incremento de contagios de coronavirus en todo el país, con su pico más alto de casos diarios con más de 7.000 en los últimos días

Esta normativa, aprobada luego de intensos debates en comisiones y en Sala, establece que las elecciones se reprograman para el 15 y 16 de mayo, lo que cambia el calendario electoral del país.

La reforma constitucional aprobada mueve otros eventos electorales que deben realizarse este año, como la segunda vuelta de las elecciones de gobernadores, fijadas para el 9 de mayo, y las primarias presidenciales (4 de julio).

El balotaje de las elecciones de gobernadores regionales quedaría para el 13 de junio y las elecciones primarias presidenciales sería el 18 de julio.

La elección del fin de semana del 15 y 16 de mayo marcará el futuro político del país, ya que en primer lugar, se elegirán los 155 convencionales constituyentes, que tendrán entre 9 a 12 meses para redactar una nueva Constitución, que reemplazará a la vigente, escrita en 1980 durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

De aprobarse el aplazamiento, esto mueve otros eventos electorales que deben realizarse este año, como la segunda vuelta de las elecciones de gobernadores, fijadas para el 9 de mayo, y las primarias presidenciales

Será la primera vez que se vote en dos días, esto debido al alza de casos de coronavirus y es visto como una medida para promover la votación de los chilenos, quienes históricamente tienen cerca del 50% de participación en comicios electorales.

El 15 y 16 de mayo también el país elige por primera vez en su historia a sus 16 gobernadores regionales.

Los nuevos gobernadores regionales reemplazarán la figura de los intendentes regionales, que hasta ahora eran elegidos por el Presidente de la República, y tendrán un mandato de 4 años.

Esto luego de la aprobación de la “ley que regula la elección de gobernadores regionales”, aprobada el 17 de abril de 2017.

También, el país elegirá 345 nuevos alcaldes y 2.240 nuevos concejales por un período de cuatro años.

“No podemos oponernos al aplazamiento de las elecciones porque van treinta mil muertos”, afirmó la diputada opositora Camila Rojas, del partido Comunes, durante el debate, cuestionando también al presidente Sebastián Piñera por “no dar mayores ayudas sociales” a los chilenos.

“Aprobamos en general en la Cámara de Diputados el proyecto de reforma constitucional que posterga próximas elecciones municipales de gobernadores regionales y de convencionales constituyentes”, dijo la diputada oficialista Erika Olivera en su cuenta Twitter minutos después de aprobar la norma.

“La oposición ha hecho todos los esfuerzos para que hayan medidas sanitarias y económicas que ayuden a las personas”, dijo Andrea Parra, parlamentaria del opositor Partido por la Democracia (PPD).

Previo al debate, se generó una tensión entre el Gobierno y la oposición, puesto que el oficialismo criticó el pedido de sectores opositores de reimpulsar los programas de ayudas sociales por la pandemia a cambio de aprobar esta reforma constitucional.

La oposición chilena tiene mayoría en la Cámara de Diputados.

Las ayudas económicas


El lunes, la presidenta del Senado, Yasna Provoste, de la Democracia Cristiana (DC), condicionó la aprobación del proyecto de aplazamiento de las elecciones a la disposición de nuevas medidas sanitarias y al mejoramiento de las ayudas económicas entregadas por el Gobierno en el marco de la pandemia, reseñó el diario La Tercera.

Una de las propuestas de la oposición al oficialismo es el aumento en el monto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una propuesta del Gobierno como subsidio a las familias más afectadas durante la pandemia, de 400.000 a 600.000 pesos (de 550 a 820 dólares) por familia.

Otra propuesta es decretar la universalidad del “bono clase media”, para garantizar que más personas puedan llegar a esta ayuda, y que los que tengan acceso al IFE también puedan optar por esta ayuda.

Estos programas están enfocados en ayudar a todos los cesantes del país a causa del decreto de cuarentenas por el coronavirus.

“Estamos preocupados de que efectivamente se apoye a las familias que están en condiciones de mayores necesidades”, señaló el senador socialista Carlos Montes, según La Tercera.

Remató diciendo que “hay muchas familias que quedan fuera y que tienen necesidad de apoyo, hay un tema de cobertura serio”.

Esto generó que las negociaciones entre el Ejecutivo y la oposición, mayoría en Diputados, retrasaran la aprobación de la norma, al tener diferencias en algunos puntos de estas reestructuraciones de los planes de ayudas sociales.

La iniciativa se aprobó por el alza en el número de contagios de Covid-19 (entre 6.000 y 7.000 cada jornada en los últimos días), aún cuando siete de cada 10 chilenos se encuentran en cuarentena desde el pasado sábado.

El 95% de las camas de cuidados intensivos están ocupadas, de acuerdo a estadísticas oficiales.

Chile roza el millón de casos de coronavirus, con 995.538 contagios y 23.135 fallecidos a causa de la pandemia y es el sexto país con más enfermos de Covid-19, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil