Momentos tensos se vivieron en la Capital de Salta en la cuarta semana del paro de actividades de los Docentes Autoconvocados. La docencia se concentró ayer en la Casa de Gobierno y tuvo que padecer el uso de la fuerza de más de 40 efectivos de la Policía de Salta, algunos integrantes de la División de Infantería, que a las patadas, con empujones y hasta tiros al aire, intentaron desarticular la manifestación. 

A raíz de las acciones vividas durante la jornada, la docencia decidió acampar y pasar la noche en el lugar, ubicado en el barrio Grand Bourg, alejado del centro de la ciudad. Además, llamó a una concentración hoy a las 9 en la plaza España, para marchar hacia la Casa de Gobierno. 

En tanto, el jefe de Policía de Salta, José Ibarra, aseguró que el accionar de la fuerza “fue correcto y preventivo”. Y afirmó que de producirse denuncias por tales hechos, será la Policía quien se hará responsable, en un reconocimiento tácito de que no hubo orden judicial de reprimir.

Además, desde la mañana de ayer tres las maestras se encadenaron en el ingreso al edificio gubernamental. El pedido principal es un incremento salarial por encima de las paritarias nacionales y que el gobierno de Gustavo Saénz reciba a los Autoconvocados, que se reconoce como el máximo representante de los docentes. 

“La infantería nos golpeó con garrotes y sacó un arma que hizo un tiro en la multitud. No tenemos más armas que una tiza y borrador”, se leyó en las redes sociales de la docencia. Es que pasadas las 17, la Policía se hizo presente en el lugar y se colocó delante de las vallas puestas en el ingreso de la edificio gubernamental. 

Como respuesta, los manifestantes, en su mayoría mujeres, se colocaron delante de los efectivos, lo que derivó en forcejeos. Luego las maestras denunciaron que recibieron patadas y fuertes empujones por parte de los agentes. “Nos estaban empujando desde atrás y acá hay madres e hijas”, expresó una de las maestras. 

No obstante, el momento más álgido de la tarde, se vivió una hora después, ya que  los efectivos volvieron contra la docencia y los forcejeos comenzaron a ser más fuertes. En ese momento, un integrante de Infantería cayó al suelo y otro agente realizó un tiro al aire, según la Policía, lo hizo para alejar a los manifestantes y posibilitar que el hombre caído pudiera levantarse. 

La acción causó temor, y en los videos viralizados, se ve que las maestras levantan sus manos inmediatamente como señal de freno ante la acción que se vivía. Autoconvocados comunicó que hicieron denuncias por violencia institucional ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

En tanto, el funcionario encargado de responder por el lado del Ejecutivo provincial, fue el jefe de Policía, José Ibarra, que llegaó al lugar pasadas las 20 y dialogó con la vocera docente Silvia Di Piazza, que le recriminó que “la docencia está recibiendo una violencia institucional muy grave”

“En el momento de la segunda refriega, donde hubo un tiro, yo estaba hablando con Derechos Humanos de la Nación y ellos pudieron grabar todo a través de mi teléfono”, agregó la vocera. Subrayó ante el jefe policial que estuvieron pacíficamente “todo el tiempo”, y tras la acusación de que impedían el paso, le recordó que cuando la docencia llegó a media mañana, las vallas ya estaban colocadas. 

Di Piazza dijo que el 90% de las personas que participan de la protesta son mujeres, y destacó que al menos cuatro fueron llevadas por el personal del Samec por lesiones leves y crisis de nervios. “Sí tenían golpes”, dijo a los medios uno de los conductores de las ambulancias. 

Por su parte, Ibarra manifestó que se acercó “para que dialoguemos y no haya ningún tipo de problema entre los docentes y la Policía”. Asegura a la docente de Capital que los efectivos respetaron su derecho a la protesta, pero Di Piazza retrucó diciendo que durante toda la jornada la Policía hizo fotos a cada uno de los maestros presentes.

En diálogo con el portal digital El Tintero Salta, Ibarra dijo que el disparo fue porque un “infante estaba caído”, destacó que el tiro fue hacia arriba y que “no produjo ningún lesionado”. Indicó que sí hubo docentes lesionados pero no fue como consecuencia del disparo. “Todo policía tiene que actuar respecto al protocolo”, añadió pero no especificó qué dice esta normativa. 

Para la vocera Sandra Nieva, hubo una “orden de represión hacia las mujeres”. Y resaltó que desde que empezó el paro, el 1 de agosto, “no hubo diálogo”. El cuerpo de delegadas de los Docentes Autoconvocados, informó pasadas las 21 que se quedarían frente a la Casa de Gobierno. También lo hicieron más de 30 uniformados. 

Cortes de ruta en el interior

La provincia fue ayer el escenario de cortes de rutas en distintos puntos. La medida más fuerte fue en General Mosconi, ya que durante toda la jornada sólo dos veces se permitió el paso de vehículos: al mediodía y al caer el atardecer. 

La docente Olga Páez contó a Salta/12 que además de la adhesión de la comunidad docente, más de 500 vecinos se movilizaron a la altura de la entrada al pueblo, reclamando que se respete su derecho al agua. “Los vecinos de Mosconi hemos sido relegados por décadas por la falta de agua”, sostuvo Paéz. 

Los vecinos advirtieron que no se retirarían de la ruta hasta que no haya una solución. Por eso, pasada las 10, desde el gobierno municipal de Isidro Ruarte, se llamó a una reunión a representantes de organismos, instituciones y organizaciones sociales para buscar una resolución al conflicto.  

Páez sostuvo que no se puede desvincular el reclamo del pueblo de la situación docente porque “en las escuelas también estamos con falta de agua”. En la actualidad cada institución educativa cuenta con agua de cisternas, que en un principio era solo para emergencias, pero “se ha hecho cotidiano”. Y cuando estas fuentes de agua fallan, los propios maestros se ven en la obligación de comprar bidones de agua para sobrellevar la jornada escolar.

Otra situación se vivió en el cruce de Pichanal, donde se unen las rutas nacionales 34 y 50 y la ruta provincial 5. La docente Josefa Cardozo contó que en todo el departamento Orán se logró una fuerte adhesión al paro, de casi el 90% y en el corte estuvieron maestros de las distintas localidades que lo componen: Pichanal, Hipólito Yrigoyen, Embarcación, Colonia Santa Rosa y los propios oranenses. 

En el cruce de Pichanal. 

“Estamos acá unidos protestando por un sueldo igual a la canasta familiar”, subrayó Cardozo. Según el INDEC, en junio de este año, una familia tipo necesitaba tener un ingreso de $64.445 para no ser considerada pobre. Lo que no se cumple con los maestros que recién se inician porque cobran un monto apenas superior a los $28 mil.

En Orán se sumaron los reclamos de los trabajadores municipales y de la salud que piden el pase a planta permanente, además de la denuncia de precarización laboral de ordenanzas contratadas bajo el Programa Potenciar, que reciben un sueldo de $10 mil. Durante el fin de semana los trabajadores se encadenaron en la plaza municipal. 

La metodolodía adoptada en el cruce fue de cortes intermitentes, con impedimento d el circulación de media hora y permitir el paso durante 15 minutos. “El problema es el gobierno (de Sáenz) que no convoca a los sectores que estamos de paro”, afirmó Cardozo.

Según declaraciones del ministro de Economía, Roberto Dib Ashur, el primer encuentro para las paritarias será el próximo 26 de agosto y será solo con los gremios docentes. 

El principal reclamo de la docencia autoconvocada es que el gobierno provincial los llame a paritarias. Su propuesta es que se otorgue un incremento escalonado del 25% para lo que resta del año, distribuido un 5% en julio, otro 5% en septiembre, un 10% en octubre y otro 5% en diciembre. Además, reclaman un bono de $10 mil. 

Por otro lado, a la altura del paraje Caraparí, entre las localidades de Aguaray Tartagal, los maestros se asentaron sobre la ruta nacional 34. Hasta las 15 estuvieron con cortes intermitentes de una hora y participaron maestros provenientes de Salvador Mazza, Aguaray y Tartagal.

La maestra Marie Álvarez destacó que siguen sin una “respuesta positiva” desde el gobierno y que lo único que se obtuvo fue la represión, el descuento por adherirse al paro y el destrato. “Nos ignoran y desconocen”, resaltó la docente en relación a las palabras de ministro Dib Ashur. 

Aseguró que la docencia que está en las calles no reconoce la representatividad de la Mesa Intergremial, que dialoga con el gobierno y en la que están ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), la ADP (Asociación Docente Provincial), la UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación), la UDA (Unión de Docentes Argentinos), SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Particulares) y la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) y la AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica).

En la asamblea docente que se realizó de manera virtual el sábado por la tarde, se definió mantener un corte de ruta para el miércoles 25, a la altura del ex peaje Aunor, en el acceso sur a la Capital. Tras esa decisión, los docentes del norte salteño se movilizarán hacia la ciudad, misma acción que harán otros departamentos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí