Cómo ahorrar dinero en casa al hacer las compras y llevar una dieta sana

spot_img

La alimentación saludable y ahorrar dinero pueden ir en la misma dirección, no obstante, aplicarlo en casa puede ser complicado para algunas personas.

La comida no deja de aumentar de precio, por lo que ahorrar dinero se vuelve un gran reto para muchas familias. Especialmente, cuando se trata de comer sano, ya que hacer una compra nutritiva, a veces suele ser más costoso que una común. En este sentido, ahorrar un poco de dinero en casa, al hacer las compras y llevar una dieta sana, termina siendo una tarea bastante complicada.

Por esta razón, te mostraremos algunas formas de hacerlo, sin dejar de comer sano. Recuerda que llevar una dieta balanceada es fundamental para prevenir problemas de salud, sobre todo, cuando no hay buenos hábitos alimenticios en el hogar.

¿Qué hacer para ahorrar dinero y comer sano?

Ahorrar dinero

Hoy en día, muchas personas creen que comer saludable es más costoso en comparación a las compras comunes. Sin embargo, a largo plazo termina siendo muy beneficioso. Por lo que ahorrar dinero come sano, es posible.

Para lograrlo te mostraremos una serie de consejos fundamentales que, además de ayudarte a comer sano, te permitirá ahorrar dinero. Lo que significa que, contar con un presupuesto limitado no tiene por qué evitar que tengas una buena alimentación. Todo lo contrario, comer de forma saludable y balanceada no es tan difícil, siempre y cuando se planifique correctamente.

ESCOGE ALIMENTOS LOCALES, PREFERIBLEMENTE DE TEMPORADA

Las frutas y los vegetales siempre son las mejores opciones cuando se trata de comer sano sin superar el presupuesto. Ahora bien, si necesitas ahorrar dinero, manteniendo una compra nutritiva, lo ideal es elegir alimentos de productores y mercados locales. Esto se debe que, sus productos suelen ser más económicos en comparación con los del supermercado.

Lo mismo ocurre con alimentos de temporada, es decir, los vegetales y frutas que se cosechan, según su tiempo de maduración o cuando ya están listas para su consumo. Esto puede reducir significativamente su precio, sobre todo, si se le compara con el costo que, normalmente, tienen en otras temporadas.

APROVECHA LOS PRECIOS BAJOS Y CONSERVA LOS ALIMENTOS

Tal como mencionamos, alimentos como frutas y vegetales de estación, suelen ser más baratos, por lo que se recomienda comprar un poco más. En este caso, no se trata de hacer compras excesivas ni gastar más dinero, todo lo contrario. La clave está en adquirir dichos alimentos y congelarlos o convertirlos en conserva.

Por ejemplo, las frutas como los melocotones, plátanos y mangos, son muy fáciles de conservar y congelar. Pueden usarse en la preparación de una gran variedad de postres, mermeladas, batidos y compotas. En el caso de las verduras, las espinacas, coliflor, brócoli, guisantes y los tomates, se congelan bastante bien. Sobre todo este último, ideal para hacer salsas e incluso conservas.

PREPARA TU PROPIA COMIDA EN CASA

Así es, otra de las formas de ahorrar dinero es dejar de lado los alimentos y productos empaquetados. De ser posible, preparar la mayor parte de la comida en casa, lo recomendable es sustituir lo empaquetado por algo más natural. Usando ingredientes bastante básicos como lo son: los cereales, legumbres, frutos secos, especias y condimentos.

Es cierto que muchos de los condimentos básicos suelen ser un poco costosos, sin embargo, la idea es usar pocas cantidades. De esta forma, además de ahorrar dinero, podrás disfrutar al comer sano y muy sabroso.

Son muchas las comidas saludables que puedes preparar en casa, usando proteína vegetal se pueden preparar ricas hamburguesas veganas. Así como tofu casero e incluso seitán, otras opciones igual de sanas son los quesos veganos en varias presentaciones.

Asimismo, en casa se puede cocinar una gran variedad de aperitivos, salsas, bebidas vegetales, cereales y postres. No te preocupes si preparas demasiada comida, puesto que, en este caso, puedes congelarla para conservarla durante algunos días. De esta manera, no tendrás necesidad de comprar más alimentos o productos procesados.

CULTIVA PLANTAS Y HIERBAS AROMÁTICAS

Plantar hierbas aromáticas es una excelente idea para ahorrar dinero en casa, lo aconsejable es centrarse en aquellas que crecen más rápido. Existen muchas hierbas que pueden plantarse en macetas y después, colocarlas en la ventana para que puedan tomar algo de sol.

Muchas hierbas aromáticas son muy fáciles de cultivar y resulta más barato que comprarlas en el supermercado. Teniendo en cuenta que, después de usar un poco y guardarlas en el refrigerador, lo más seguro es que se dañarán, por lo que ya no serán comestibles. La opción de cultivarlas te permitirá tener las hierbas siempre a la mano y lo mejor de todo, están frescas.

PRIORIZA LAS OFERTAS Y LAS COMPRAS A GRANEL

Ahorrar dinero

Siguiendo con los consejos para ahorrar dinero en casa y seguir comiendo saludable, priorizar las ofertas. Especialmente, cuando se trata de alimentos y productos de larga duración, como es el caso de la salsa de tomate, pasta y legumbres.

Los alimentos congelados también pueden ser una gran oportunidad cuando están en oferta. Puesto que su precio muchas veces se reduce bastante, presta más atención a las frutas y algunas verduras, estas pueden mantenerse congeladas durante un tiempo sin que se vean afectadas.

Muchos mercados ofrecen la posibilidad de comprar a granel, lo que también significa un gran ahorro de dinero. Si nunca has hecho este tipo de compras, lo que debes tener presente es que, los alimentos que escojas deben ser de larga duración, de lo contrario, se descomponen. Lo que significa que, en lugar de ahorrar dinero, solo lo desperdiciarás.

COMPARA PRECIOS

Puede sonar simple e incluso obvio, sin embargo, hay personas que van de compras y pagan por lo primero que ven. La mayoría del tiempo este tipo de acciones se producen por la pereza o fastidio de tener que ir a varios mercados en busca de precios razonables. Para algunos no es importante, pero la verdad es que esto puede provocar un aumento significativo en el presupuesto destinado para las compras.

Lo recomendable en estas situaciones es comparar los precios, con el objetivo de adquirir alimentos a precios bajos. Muchos mercados tienen alimentos en ofertas que, probablemente, cuestan el doble en otro lugar.

HAZ UNA LISTA DE COMPRAS ANTES DE IR AL MERCADO

Aunque pueda parecer algo básico, hoy en día, son muchas las personas que no hacen una lista de compras. Solamente van al mercado y compran alimentos sin ningún tipo de control ni planificación previa. Lo que termina siendo perjudicial, ya que el presupuesto se ve afectado negativamente y muchos de los alimentos que compres terminarán convertidos en desechos antes de que puedas usarlos.

Por esta razón, lo ideal es hacer una lista de compras priorizando los alimentos básicos, es decir, aquellos que más necesitas. Entre estos, los más saludables, de temporada, locales, frutas y verduras, entre otros.

COCINA PARA VARIOS DÍAS

Existen varios alimentos con los que puedes preparar varias comidas, ya se sea para hoy o para mañana. Estas preparaciones pueden hacerse en mayor cantidad y luego se guardan en el congelador. De esta manera, estarán disponibles cada vez que las necesites, para cenar, ir de viaje e incluso, celebraciones especiales.

Es una gran forma de ahorrar dinero, ya que evita la compra de comida chatarra y alimentos ultraprocesados. Sobre todo, cuando llegas tarde a casa y no tienes ganas de cocinar, en este caso, solo tienes que usar el horno o microondas para calentar la comida y listo. Lo que es beneficioso para el cuidado de la salud y del presupuesto para hacer las compras.

NO DESPERDICIES LA COMIDA

Ahorrar dinero

Necesitas comprar alimentos que puedes aprovechar sin dejar desperdicios. Así es, usa todo lo que puedas, hay muchas recetas que puedes preparar utilizando las sobras de comidas anteriores. Puedes hacer caldos, purés, tortillas y algunos postres, por lo que aseguras otra comida que quizás no esperabas.

Con los restos de cáscaras y otros elementos que ya no puedan usarse en la cocina, puedes hacer compost casero. Esto servirá como abono natural para tus hierbas aromáticas y otras plantas que tengas en macetas o en el jardín.

NO COMAS FUERA DE CASA

Si bien es cierto que, actualmente, la mayoría de las personas suele comer fuera de casa o pagar por comida rápida. Esto puede llegar a representar gastos bastante excesivos, sin olvidar que la comida de afuera no es muy saludable, ya que tienen azúcar y además, su contenido de grasas y sal, es muy alto.

Si quieres comer sano y al mismo tiempo, ahorrar dinero, lo más recomendable es preparar la comida en casa. Es la mejor forma de no salirse del presupuesto mientras te alimentas de forma balanceada y aseguras la correcta ingesta de nutrientes en el organismo.

Comer sano no significa que tengas que gastar más dinero, todo lo contrario, ahorras más y cuidas de tu salud, lo que es muy necesario.

Fuente: Bioguita

Últimas

spot_img
spot_img

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí